Compartir

Manos

Descubre a fondo la Donosti Cup: El esfuerzo y la dedicación detrás del éxito del torneo

A pesar de que la Donosti Cup tenga una duración de una semana, para llevar a cabo un torneo de estas dimensiones, se empieza a trabajar en ello desde que termina la anterior edición. Por ello, es importante saber de la dificultad de una preparación de tal calibre y del gran trabajo que hay detrás del telón. 

 

28 de Junio de 2023

 

En la Donosti Cup, como en todos los eventos y torneos, hay un periodo de preparación que es clave para que, una vez se ponga todo en marcha, no haya ningún problema. La Donosti Cup es un torneo Internacional en el que, en esta trigésimo primera edición, participarán 865 equipos y cerca de 13.000 jugadores y jugadoras. Todo ello hace que la Donosti Cup sea un torneo atractivo tanto para equipos extranjeros como para locales. Además, es un gran atractivo para el turismo de Donostia y pueblos de alrededor, ya que de las 53 sedes que contiene el torneo, 50 se encuentran en Gipuzkoa. 

Por muy bonito y sencillo que parezca todo, no es fácil organizar un torneo de estas características y dimensiones. 2.150 partidos en 80 campos diferentes, algunos de ellos a la misma hora y mucho movimiento de campo a campo. Por eso, desde que se clausuró la edición de 2022, los trabajadores y trabajadoras de la Donosti Cup no han parado para que año tras año el torneo sea mejor y más ambicioso. Un año entero de trabajo para una semana de torneo, parece exagerado, pero para que todo salga a la perfección, es necesario que se trabaje en todos los detalles. 

Los trabajadores de distintos ámbitos se van incorporando progresivamente, dependiendo de las necesidades que implique cada sección. Los últimos en incorporarse son los guías de equipos y delegados de campo, un grupo de cerca de cinco centenares de personas que ayudan a los equipos, sobre todo extranjeros, a que su estancia en la Donosti Cup sea más amena. “Nuestro objetivo es dar indicaciones y ayudar a todos los equipos, aunque es verdad que nos centramos más en los extranjeros, que son los que más ayuda suelen necesitar”, nos comenta un gran conocedor del torneo como Pablo Barea, ex jugador y campeón de la Donosti Cup. Este año será uno de los delegados de campo. “Además de nuestra pequeña aportación, el trabajo que se hace durante todo el año para que la Donosti Cup sea lo mejor posible es una pasada”, afirma Pablo.

Además de ello, con la ayuda del Ayuntamiento de San Sebastián, varios colegios e instituciones públicas se convierten en alojamiento para muchos equipos. Gracias al trabajo de todos los organizadores, ayudantes y trabajadores, todos los participantes consiguen llevarse un grato recuerdo tanto de la estancia como del torneo, una semana de competición que va mucho más allá del fútbol, porque para muchos, es y será un recuerdo imborrable.

 

Otras noticias

Patrocinadores oficiales

rural kutxa Joma Alfa Laval veo Carza Real Sociedad

Colaboradores institucionales

Euskadi Basque Country Muy Gipuzkoa Donostiako Udala Donostia Turismo CSD DEPORTE JOVEN UNVIERSO MUJER

Colaboradores oficiales

quazzar El Diario Vasco Orona Coca Cola Insalus Ficoba Ausolan MONGO